Que hay en un agujero negro del momento

En un nuevo hallazgo extraído de Interstellar, los científicos afirman que los humanos pueden explorar los agujeros negros de primera mano. ¿El truco? Un ser humano sólo puede hacerlo si el agujero negro en cuestión es supermasivo y está aislado, y si la persona que entra en el agujero negro no espera informar de sus hallazgos a nadie en todo el Universo”, explican los físicos del Grinnell College en un nuevo artículo publicado en The Conversation. Eso se debe a la física especial que se encuentra en los agujeros negros supermasivos, que da lugar a una combinación de gravedad y horizonte de sucesos que no arrastraría instantáneamente al ser humano a un trozo de espagueti muy muerto.
Como los agujeros negros supermasivos son mucho más grandes que los agujeros negros estelares e intermedios, todas sus partes están más repartidas. Una persona que cayera dentro llegaría al horizonte de sucesos -la frontera del agujero negro más allá de la cual ni siquiera la luz puede escapar, y donde la gravedad es tan fuerte que la luz orbita el agujero negro como los planetas orbitan las estrellas- mucho antes que en un agujero negro más pequeño.

Retroalimentación

La discusión sobre los agujeros negros sigue confundiendo y dejando perplejos a los científicos. Por eso, preguntarse si se puede sobrevivir a un agujero negro también es complicado. Los agujeros negros doblan el tiempo y el espacio, lo que deja a los científicos con preguntas sin respuesta sobre lo que ocurre en ellos. De hecho, los físicos mantienen debates sobre las paradojas y preguntas sin respuesta que presentan los agujeros negros.
Lo que ocurre al caer en un agujero negro depende del tamaño del mismo y de la perspectiva que se adopte. La fuerza de la gravedad de un agujero negro depende del tamaño. La gravedad de un agujero negro disminuye a medida que aumenta su tamaño; esto significa que los agujeros negros más grandes tienen una gravedad más débil. Los agujeros negros más pequeños tienen una gravedad más fuerte.
Lo más probable es que no sobrevivas ni a un agujero negro pequeño ni a uno grande. Recuerde que la luz ni siquiera puede escapar de un agujero negro, por eso se llama agujero negro. Desde una perspectiva exterior, el tiempo se ralentizaría a medida que te acercas al centro del agujero negro. El tiempo y el espacio comienzan a deformarse y estirarse al ser atraídos hacia el centro del agujero negro: esto significa que tú también te deformarías y estirarías. Esta deformación y estiramiento se llama espaguetización. Alguien que estuviera fuera del agujero negro vería que tu cuerpo comienza a estirarse y doblarse como un fideo de espagueti. Al acercarte al borde del horizonte de sucesos, te congelarás en el espacio y el tiempo. Parecerás inmóvil y estirado como un fideo para siempre. Al cabo de un tiempo, el calor y la radiación destruirán tu cuerpo y te convertirán en cenizas.

John archibald wheeler

Simulación animada de un agujero negro de Schwarzschild con una galaxia que pasa por detrás en un plano perpendicular a la línea de visión. Alrededor y en el momento de la alineación exacta (syzygy), se observa una lente gravitacional extrema de la galaxia por parte del agujero negro.
Un agujero negro es una región del espaciotiempo en la que la gravedad es tan fuerte que nada -ninguna partícula ni siquiera la radiación electromagnética, como la luz- puede escapar de él[1] La teoría de la relatividad general predice que una masa suficientemente compacta puede deformar el espaciotiempo para formar un agujero negro[2][3] El límite de no escape se llama horizonte de sucesos. Aunque tiene un enorme efecto sobre el destino y las circunstancias de un objeto que lo cruza, según la relatividad general no tiene características localmente detectables[4] En muchos sentidos, un agujero negro actúa como un cuerpo negro ideal, ya que no refleja la luz[5][6] Además, la teoría cuántica de campos en el espaciotiempo curvo predice que los horizontes de sucesos emiten radiación Hawking, con el mismo espectro que un cuerpo negro de una temperatura inversamente proporcional a su masa. Esta temperatura es del orden de mil millonésimas de kelvin para agujeros negros de masa estelar, lo que hace que sea esencialmente imposible de observar directamente.

Cómo se forma un agujero negro

“A los físicos les gusta sondear el extremo”, dijo Garrett Goon, físico de la Universidad Carnegie Mellon. “El hecho de que no puedas ir más allá, de que algo cambie, de que algo te bloquee… algo interesante ocurre ahí”.
Durante décadas, los agujeros negros han sido los protagonistas de los experimentos mentales que los físicos utilizan para sondear los extremos de la naturaleza. Estas esferas invisibles se forman cuando la materia se concentra tanto que todo lo que está a cierta distancia, incluso la luz, queda atrapado por su gravedad. Albert Einstein equiparó la fuerza de la gravedad con las curvas del continuo espacio-tiempo, pero la curvatura es tan extrema cerca del centro de un agujero negro que las ecuaciones de Einstein se rompen. Por ello, generaciones de físicos han buscado en los agujeros negros pistas sobre el verdadero origen cuántico de la gravedad, que debe revelarse por completo en su centro y coincidir con la imagen aproximada de Einstein en todos los demás lugares.
La búsqueda de agujeros negros para conocer la gravedad cuántica se originó con Stephen Hawking. En 1974, el físico británico calculó que las fluctuaciones cuánticas en la superficie de los agujeros negros provocan su evaporación, encogiéndose lentamente al irradiar calor. La evaporación de los agujeros negros ha servido de base a la investigación de la gravedad cuántica desde entonces.