Chicas del cable temporada 3

Rivas comenzó su carrera como actor infantil en 1998 con la serie de la TVG Mareas vivas, realizada en lengua gallega. En 2005, apareció en otra serie en gallego, Maridos e mulleres (Maridos y esposas), también producida por la TVG.

En 2006, Rivas se dio a conocer en los medios de comunicación con el papel de Moisés en la serie SMS de laSexta, junto a Yon González, Amaia Salamanca y Mario Casas, entre otros. De 2007 a 2010, Rivas interpretó a Marcos Novoa Pazos en la serie de Antena 3 El internado, que le dio popularidad internacional.

Entre 2010 y 2011, Rivas se formó en la Royal Central School of Speech and Drama de Londres, graduándose con un máster en interpretación clásica. En 2011, Rivas debutó en el escenario profesional en Drácula, en el que interpretó a Jonathan Harker. También protagoniza la serie de televisión El don de Alba en Telecinco[4].

En 2010, Rivas se convirtió en embajador de la diseñadora de moda española Purificación García. Realizó su primera campaña para la colección Primavera/Verano 2010 junto a Ángela Molina[6] Ese mismo año, también posó para el famoso calendario Larios de la Moda[7].

Tráiler de las chicas del cable

Tiene dos hermanos menores, Carlos y María, que interpretó el papel de la hermana de Sandra, Marta, en Los Protegidos[2][3][4] Comenzó a estudiar arte dramático a los 14 años y realizó su primer papel a los 4 años en la miniserie El Joven Picasso, dirigida por Juan Antonio Bardem. Su aparición más famosa en el teatro fue en Helena de Troya. Empezó a estudiar la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas, pero no la terminó.

Fernández es conocida principalmente por dos papeles en televisión. El primero fue el papel de Sofía en Cuestión de sexo entre 2007 y 2009. El segundo fue el papel de Sandra en Los protegidos, en el que trabajó entre 2010 y 2012. En 2011, hizo un cameo en Los Quién interpretando el papel de Mónica, la hermana de Tinós[cita requerida].

Chicas del cable imdb

Yon González Luna (nacido el 20 de mayo de 1986) es un actor español. Es probablemente más conocido por su interpretación de Iván Noiret León en la serie de Antena 3 El internado, así como por su papel de Julio Olmedo/Espinosa en la serie de televisión Gran Hotel y por el de Francisco Gómez en la serie de Netflix Las chicas del cable.

Yon González comenzó su carrera como actor en la serie SMS de laSexta en 2006. Luego pasó a protagonizar la serie de Antena 3 El internado, de 2007 a 2010, que le dio mayor popularidad. La interpretación de González como Iván Noiret León le valió un Premio ACE al Mejor Actor Revelación en 2010,[1] así como una nominación a la Ninfa de Oro al Mejor Actor – Drama en el Festival de Televisión de Monte-Carlo 2009.[2]

Durante el 2015-2016 protagonizó dos temporadas de la serie dramática Bajo sospecha como el protagonista principal, Víctor. La serie de drama criminal se emite en AtresMedia’s Atres Player. En ese año, también protagonizó una película de suspense junto a su hermano, Aitor Luna en Matar El Tiempo con el papel de Boris.

Las chicas del cable temporada 2

Las chicas del cable es una serie de televisión española de drama de época en streaming que se emitió desde abril de 2017 y concluyó en julio de 2020[1] Ambientada a finales de los años 20, está protagonizada por Ana Fernández, Nadia de Santiago, Blanca Suárez y Maggie Civantos[2] La primera temporada, compuesta por ocho episodios, se estrenó en Netflix a nivel mundial el 28 de abril de 2017[3] La primera mitad de la quinta y última temporada, se estrenó en Netflix el 14 de febrero de 2020[4].

En 1928, una moderna empresa de telecomunicaciones comienza a funcionar en Madrid. La serie cuenta cómo cambia la vida de cuatro mujeres jóvenes tras empezar a trabajar en esta empresa, que les ofrece un sueldo decente y cierta independencia; Cada mujer tiene un motivo diferente para entrar en la empresa, Alba Romero que se hace llamar Lidia Aguilar para ocultar su identidad, busca un trabajo en la empresa de telecomunicaciones para cumplir una misión. Ángeles Vidal es una madre que trabaja para sacar adelante a su familia y es la telefonista más experimentada de la empresa de telecomunicaciones. Carlota Senillosa quiere trabajar en la empresa de telecomunicaciones para huir de su padre controlador y de su rígida vida en la alta sociedad y Marga Suárez se incorpora a la empresa para comenzar una nueva etapa de su vida. Las cuatro mujeres comienzan a entablar una estrecha amistad y juntas sortean sus vidas sentimentales y su trabajo. El espectáculo revela las dificultades a las que se enfrentaban las mujeres trabajadoras en la España de los años 20 y, especialmente, las severas restricciones a los derechos de las mujeres españolas en una sociedad dominada por los hombres[6].