Práctica distribuida

ResumenEl ejercicio físico favorece el aprendizaje de habilidades motoras en individuos normales y con trastornos neurológicos, pero su mecanismo de acción no está claro. Encontramos que una semana de carrera voluntaria sobre ruedas mejora la adquisición de habilidades motoras en ratones adultos normales. Una semana de carrera también induce el cambio de expresión de ACh a GABA en las neuronas del núcleo pedunculopontino caudal (cPPN). En consonancia con la regulación de las habilidades motoras, mostramos que las neuronas de cambio realizan proyecciones a la sustancia negra (SN), el área tegmental ventral (VTA) y los núcleos ventrolateral-ventromedial del tálamo (VL-VM). El uso de vectores virales para anular la conmutación de transmisores bloquea el efecto beneficioso de la carrera en el aprendizaje de habilidades motoras. Sugerimos que la conmutación de neurotransmisores proporciona la base por la cual la carrera sostenida beneficia el aprendizaje de habilidades motoras, presentando un objetivo para el tratamiento clínico de los trastornos del movimiento.

Nat Commun 11, 2195 (2020). https://doi.org/10.1038/s41467-020-16053-7Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

7 métodos secretos para estudiar

Estudiar con eficacia no es una cuestión de azar. Educadores y psicólogos llevan años investigando los métodos de estudio. Algunos de los mejores estudios proceden de las mejores universidades: Stanford, Indiana y Chicago, donde experimentos precisos con grupos de estudiantes han arrojado luz sobre los métodos de estudio más eficaces. Los estudiantes que siguen estos métodos aprenden más fácilmente, retienen el material durante más tiempo y se ahorran horas de estudio. Los diez métodos de estudio que los investigadores han descubierto que funcionan son

Reservar ciertas horas de cada día para el estudio, al igual que se hace con la alimentación y el sueño. Mantener fielmente el mismo horario del día a día. La cantidad de tiempo necesaria para el estudio variará para cada individuo en función de sus habilidades con la materia. Se recomienda una media de dos horas de estudio al día por cada hora de clase. Ir a clase es sólo el principio; ¡el verdadero trabajo empieza después!

Si tu problema es la concentración, el entorno adecuado te ayudará mucho. Tu mesa de estudio debe estar en un lugar tranquilo, libre de tantas distracciones como sea posible. Te concentrarás mejor si estudias en el mismo lugar todos los días. Es una cuestión de mentalidad. Por ejemplo, cuando te sientas en la mesa de la cocina, esperas comer. Cuando te sientas en un sillón, ves la televisión, etc. Desarrollar el hábito de estudiar en el mismo lugar y a la misma hora todos los días mejorará tu concentración.

Cómo estudiar eficazmente en casa

Tanto si estás en el instituto como si eres un adulto que vuelve a la universidad, compaginar los deberes con otras responsabilidades puede ser todo un reto. Si estás al borde del agotamiento, aquí tienes algunos consejos de estudio que están científicamente probados para ayudarte a tener éxito.

Marca en tu calendario los espacios de tiempo que puedes dedicar a tus estudios. Debes programar un tiempo de estudio cada día, pero otros compromisos pueden hacer que algunas sesiones sean más largas que otras.

Esta es una de las razones por las que es tan importante programar el tiempo de estudio: reduce la tentación de quedarse despierto toda la noche empollando para un examen importante. En lugar de ello, debes procurar dormir siete o más horas la noche anterior a un examen.

Hay un delicado equilibrio cuando se trata del mejor lugar de estudio: Necesitas un lugar que sea cómodo pero que no sea tan relajante como para acabar durmiendo. Para algunas personas, eso significa trabajar en un escritorio. Otros se sienten mejor en el sofá o en la mesa de la cocina. La cama, por el contrario, puede ser demasiado cómoda.

Rodearse de paz y tranquilidad ayuda a concentrarse. Si los niños hacen mucho ruido o hay obras delante de tu ventana, puede que tengas que trasladarte a un dormitorio en el piso de arriba, a una cafetería tranquila o a la biblioteca local.

Sq3r

Nunca es demasiado pronto -ni demasiado tarde- para desarrollar buenos hábitos de estudio. Cuanto antes te pongas a estudiar, más fácil será todo y más mejorarán tus posibilidades de sacar buenas notas.

Cada uno tiene su propia idea sobre el mejor lugar y momento para estudiar. Ya sea en tu habitación por la noche o en la biblioteca después de las clases, encuentra un espacio de estudio y un horario de estudio regular que te funcione y cíñete a él.

Si te resulta difícil encontrar tiempo para estudiar, reduce algunas (pero no todas) de tus otras actividades. Dar prioridad al estudio puede significar pasar menos tiempo en línea, o puede significar reducir los turnos en el trabajo, o dejar de hacer deporte el fin de semana durante un tiempo.

Ten en cuenta que estos estilos son sólo una forma de pensar en las diferentes técnicas de estudio, no son reglas rígidas que digan que sólo debes estudiar de una manera. Prueba cada una de ellas y comprueba qué formas prefieres.

Cuando te tomes un descanso, asegúrate de alejarte de tu mesa o espacio de estudio. Un poco de ejercicio físico -incluso un paseo alrededor de la manzana- puede ayudarte a ver un problema de otra manera e incluso a resolverlo.