Navegador tor

Sofía es una periodista tecnológica que lleva casi 20 años escribiendo sobre software, hardware y la web, ¡pero sigue tan joven como siempre! Tras años escribiendo para revistas, su vida se trasladó a la red y sigue alimentada por la tecnología, la música y la naturaleza.

Ha escrito para sitios web y revistas desde el año 2000, produciendo una amplia gama de reseñas, guías, tutoriales, folletos, boletines informativos y mucho más, y sigue escribiendo para diversos públicos, desde principiantes en informática hasta usuarios avanzados y clientes empresariales. Siempre dispuesta a probar algo nuevo, le encanta compartir sus descubrimientos con los demás.

Waterfox

Siendo así, podrías preguntarte por qué vale la pena siquiera mirarlo si no te inclinas por ello. Yo diría que merece la pena echarle un vistazo, aunque sólo sea por curiosidad. Es un vistazo fascinante a otro mundo.

Para acceder a la Dark Web, se necesita un navegador especializado. Usar Firefox, Chrome o Safari no va a funcionar. Para acceder a la Dark Web, necesitas el Onion Browser (también conocido como Tor). Puedes descargar e instalar el Navegador Tor yendo al sitio web de Tor.

Siendo un navegador Firefox modificado, el navegador Tor puede acceder a sitios de Internet regulares también, pero uno de sus principales propósitos es acceder a la web oscura. Tor protegerá tu ubicación ejecutando tu tráfico de Internet a través de varios «Relés Tor» (redes privadas virtuales) por lo que Tor funciona mucho más lento que un navegador normal. Tal es el precio de tu privacidad.

En cambio, es una selección aleatoria de caracteres que hace que los sitios de la Dark Web sean difíciles de encontrar y adivinar. Esto es parte de lo que hace que la Dark Web sea atractiva para los criminales y otros que quieren operar bajo el radar.

Subgraph

Vivimos en una era de flujo libre de datos, en la que cualquier persona con una conexión a Internet tiene toda la información del mundo al alcance de su mano. Sin embargo, aunque Internet ha ampliado enormemente la capacidad de compartir conocimientos, también ha complicado las cuestiones de privacidad. Muchas personas están justificadamente preocupadas por el robo o la consulta de su información personal, incluidos los registros bancarios, la información de las tarjetas de crédito y el historial de navegación o de inicio de sesión.

No sólo las agencias gubernamentales pueden rastrear los movimientos en línea de un individuo, sino también las empresas, que se han vuelto más audaces a la hora de utilizar esa información para dirigirse a los usuarios con anuncios. Los acuerdos de licencia de uso, las aplicaciones para teléfonos inteligentes, los asistentes domésticos inteligentes y muchos programas freemium tienen cláusulas que permiten a las empresas registrar y vender datos sobre las preferencias de compra, los hábitos de navegación y otra información. Como dice el refrán: «Que seas paranoico no significa que alguien no vaya a por ti».

En este clima de recopilación de datos y preocupación por la privacidad, el navegador Tor se ha convertido en objeto de debate y notoriedad. Al igual que muchos fenómenos subterráneos en Internet, es poco conocido y está envuelto en el tipo de misticismo tecnológico que la gente suele atribuir a cosas como el hacking o el Bitcoin.

Cómo buscar en tor

La Dark Web es fácil de encontrar. Con las herramientas adecuadas y un estómago de acero, cualquiera puede acceder y navegar por las entrañas de Internet. Bajo la superficie de la web clara -sitios que visitamos todos los días con los navegadores y motores de búsqueda tradicionales- se esconden, en efecto, mercados negros cargados de información de tarjetas de crédito robadas, hackers de sombrero negro y traficantes de personas y drogas.

The Onion Router. TOR es un proyecto de código abierto más conocido por el desarrollo de un navegador web tipo Firefox precargado con una serie de mejoras de seguridad y encriptación codificadas. TOR permite a los usuarios ofuscar la actividad de navegación codificando la dirección IP del usuario a través de una red segura y distribuida.

La notoria reputación de la moderna Dark Web es bien merecida, y la Internet oculta es innegablemente peligrosa. Aunque los sitios web encriptados existen desde hace más de una década, la Dark Web adquirió protagonismo junto con el

descubrió y explotó vulnerabilidades en la red TOR. Aunque la agencia se negó a revelar el código fuente utilizado para penetrar en la red, es indudable que las fuerzas del orden de todo el mundo vigilan y operan en la Deep Web. Los miembros del proyecto TOR prometieron parchear los agujeros de la red y reforzar el protocolo. VER: Política de cifrado (Tech Pro Research)