limpieza de disco

Tanto si ocurre gradualmente como de repente, intentar trabajar con un ordenador lento puede ser muy frustrante. Incluso si eres bastante diligente con el mantenimiento de tu portátil o PC, es sorprendente lo rápido que se ralentiza. Si tienes Windows 10, 8 o 7 y te preguntas «¿Por qué mi portátil va tan lento?», este post es para ti.

Afortunadamente, no tienes que cambiar tu ordenador todavía. De hecho, puedes tomar varias medidas para darle un poco de impulso en el departamento de rendimiento. Con un poco de desorden y algunas operaciones más técnicas, hasta el ordenador más lento puede volver a ser el de antes.

¿cómo puedo limpiar mi ordenador para que funcione más rápido?

Si no puedes hacer una copia de seguridad de tu dispositivo, al menos crea un punto de restauración del sistema. Abre el Explorador de archivos, haz clic con el botón derecho en Este PC y selecciona Propiedades. En la nueva ventana, desplázate hacia abajo y haz clic en Protección del sistema en las secciones de configuración relacionadas y crea un punto de restauración. Si algo va mal, puedes volver aquí y revertir todos los ajustes.

Aquí te mostraremos cómo acelerar tu ordenador con un conjunto completo de consejos, trucos y ajustes de optimización del rendimiento. Desde una actualización de la memoria RAM hasta un overclocking de la CPU o una limpieza física a fondo, las siguientes técnicas te darán todo lo que necesitas para que tu ordenador vuelva a estar en plena forma.

Tu PC utiliza la RAM, o memoria de acceso aleatorio, para gestionar todas las tareas y aplicaciones activas. Piensa en la RAM como la memoria a corto plazo de tu PC. La informática moderna suele requerir un mínimo de 4 GB de RAM. Esto se debe principalmente a dos tipos de aplicaciones:

8 GB de RAM es suficiente, a menos que juegues intensamente o trabajes con archivos grandes y necesites un ordenador realmente potente. La memoria RAM es más asequible que antes: consulta nuestra guía para actualizar la RAM, ya que tiene todo lo que necesitas saber para hacerlo tú mismo.

cómo hacer que el ordenador sea más rápido

Es una queja común: Mi PC con Windows va lento. Un poco más lento de lo normal. Puedes añadir RAM o comprar un SSD más rápido, pero eso cuesta dinero. No, tu primera orden de trabajo debería ser un intento de sacar rendimiento gratuito a Windows. En los siguientes nueve pasos te mostramos cómo acelerar tu PC con Windows 10 sin gastar un céntimo.

Queda advertido: Puede haber contrapartidas. Más velocidad podría significar menos duración de la batería en el caso de un portátil, o puede que tengas que renunciar a un programa querido que está empantanando las cosas. Tendrás que decidir qué sacrificios estás dispuesto a hacer para que tu PC con Windows sea más rápido.

Windows da por sentado que quieres un ordenador de bajo consumo. Pero puedes cambiar la electricidad por la velocidad. Este consejo depende de si tu PC lo permite: El llamado «deslizador de energía» de Windows es casi omnipresente en los portátiles, pero no tanto en los ordenadores de sobremesa. Pone el PC en modo de alto rendimiento, lo que en un portátil significa un mayor rendimiento para los juegos, por ejemplo, a costa de la duración de la batería.

Antes había que usar el Panel de Control para hacerlo, pero ahora se puede hacer directamente desde la barra de tareas de Windows 10. Haz clic con el botón derecho en el icono de la batería y ajusta el control deslizante de energía/rendimiento hasta la derecha. Nota: Windows considera su PC mientras está enchufado, y cuando funciona con la energía de la batería, como dos estados separados. Por lo general, tendrás que ajustar el control deslizante de energía/rendimiento mientras esté enchufado y, a continuación, volver a ajustarlo mientras esté desenchufado y funcionando con la batería.

cómo acelerar el portátil

Si tu PC funciona con lentitud, las siguientes sugerencias pueden ayudarte a acelerar las cosas. Los consejos están enumerados en orden, así que empieza por el primero, mira si te ayuda y continúa con el siguiente si no lo hace.

Una de las mejores formas de sacar el máximo partido a tu PC es asegurarte de que tienes instalada la última versión de Windows 11. Cuando busque actualizaciones, su PC también buscará los últimos controladores de dispositivos, lo que también puede ayudar a mejorar el rendimiento de su PC.

Tener muchas aplicaciones, programas, navegadores web y demás abiertos a la vez puede ralentizar tu PC. Tener muchas pestañas del navegador abiertas a la vez también puede ralentizarlo bastante. Si esto ocurre, cierra las aplicaciones, pestañas del navegador, etc., que no necesites y comprueba si eso ayuda a acelerar tu PC. Si no parece ayudar, reinicia tu PC y luego abre sólo las aplicaciones, programas y ventanas del navegador que necesites.

A veces, las aplicaciones creadas para una versión anterior de Windows siguen funcionando en Windows 11, pero pueden ralentizar el equipo. Si esto sucede después de abrir un determinado programa, compruebe el sitio web de la compañía de software para una versión actualizada, o ejecute el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas.