Reactor nuclear edwin i. hatch…

Un reactor nuclear, antes conocido como pila atómica, es un dispositivo utilizado para iniciar y controlar una reacción nuclear de fisión en cadena o reacciones de fusión nuclear. Los reactores nucleares se utilizan en las centrales nucleares para la generación de electricidad y en la propulsión nuclear marina. El calor procedente de la fisión nuclear se transmite a un fluido de trabajo (agua o gas), que a su vez pasa por las turbinas de vapor. Éstas impulsan las hélices de un barco o hacen girar los ejes de los generadores eléctricos. En principio, el vapor generado por la energía nuclear puede utilizarse para el calor de procesos industriales o para la calefacción urbana. Algunos reactores se utilizan para producir isótopos para uso médico e industrial, o para la producción de plutonio para armas. A principios de 2019, el OIEA informa de que hay 454 reactores nucleares de potencia y 226 reactores nucleares de investigación en funcionamiento en todo el mundo[1][2][3].
Un ejemplo de un evento de fisión nuclear inducida. Un neutrón es absorbido por el núcleo de un átomo de uranio-235, que a su vez se divide en elementos más ligeros que se mueven rápidamente (productos de fisión) y neutrones libres. Aunque tanto los reactores como las armas nucleares se basan en reacciones nucleares en cadena, el ritmo de las reacciones en un reactor es mucho más lento que en una bomba.

Submarino

La definición común de energía nuclear es la energía liberada por una reacción en cadena, especialmente por fisión o fusión. En la práctica, la energía nuclear utiliza combustible fabricado con uranio extraído y procesado para producir vapor y generar electricidad.
En los EAU, la planta de energía nuclear de Barakah, situada en la región de Al Dhafra del Emirato de Abu Dhabi, alberga cuatro reactores. Cada reactor está diseñado para producir 1.400 megavatios (MW) de electricidad con casi cero emisiones de carbono.
Construidos para funcionar durante 60 años o más, estos reactores proporcionarán electricidad eficiente y fiable con bajas emisiones de carbono a la nación durante generaciones. Una vez en pleno funcionamiento, la central evitará la emisión de más de 21 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año. Esto equivale a eliminar 3,2 millones de coches sedán de las carreteras de los EAU.
Un reactor nuclear produce electricidad de forma muy parecida a como lo hacen otras centrales eléctricas. La reacción en cadena produce la energía, que convierte el agua en vapor. La presión del vapor hace girar un generador, que produce electricidad.

Transformación de la energía en las centrales nucleares

En un reactor de agua presurizada, el núcleo del reactor calienta el agua y la mantiene bajo presión para evitar que el agua se convierta en vapor. Esta agua radiactiva caliente fluye por los tubos de un generador de vapor.
Un generador de vapor es un cilindro gigante lleno de agua no radiactiva (o agua limpia). En el interior del cilindro gigante lleno de agua hay miles de tubos llenos de agua radiactiva caliente procedente del núcleo del reactor que acaban llevando el agua limpia a ebullición y convirtiéndola en vapor.
El agua radiactiva vuelve al núcleo del reactor para ser recalentada y, una vez recalentada, regresa al generador de vapor. El agua limpia puede proceder de una de varias fuentes, como océanos, lagos o ríos.
El Departamento de Energía de Estados Unidos está apoyando el diseño, la certificación y la comercialización de pequeños reactores modulares (SMR). Los SMR tienen un tamaño de aproximadamente un tercio de los reactores que están en funcionamiento y en construcción en Estados Unidos. Los SMR tienen diseños sencillos y compactos que pueden ensamblarse en una fábrica y transportarse en tren o camión hasta el emplazamiento de la central. El tamaño y la sencillez de los SMR podrían reducir el tiempo de construcción de una nueva central nuclear.

Central nuclear de fision 2021

Un reactor nuclear orgánico, o reactor refrigerado orgánicamente (OCR), es un tipo de reactor nuclear que utiliza algún tipo de fluido orgánico, normalmente una sustancia de hidrocarburo como el bifenilo policlorado (PCB), para la refrigeración y a veces también como moderador de neutrones.
El uso de un fluido orgánico tiene una gran ventaja sobre los diseños convencionales que utilizan agua como refrigerante. El agua tiende a corroer y disolver los metales, tanto el combustible nuclear como el reactor en su conjunto. Para evitar la corrosión del combustible, éste se forma en pastillas cilíndricas y luego se introduce en tubos de circonio u otros materiales de “revestimiento”. El resto del reactor debe construirse con materiales resistentes a la corrosión y a los efectos de la fragilidad neutrónica. En cambio, muchos fluidos orgánicos comunes son menos corrosivos para los metales, lo que permite que los conjuntos de combustible sean mucho más sencillos y que las tuberías de refrigerante se construyan con aceros al carbono normales en lugar de con metales más caros resistentes a la corrosión. Algunos orgánicos también tienen la ventaja de que no se convierten en gas de la misma manera que el agua, lo que puede reducir o eliminar la necesidad de un edificio de contención.