Receta de tarta de queso con limón

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.

En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.

¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.

Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.

La mejor tarta de queso del mundo

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.

En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.

¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.

Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.

Lo último en recetas de tartas de queso

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.

En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.

¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.

Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.

Galletas graham

Mi joven amiga Audrey y yo hemos trabajado juntas en esta tarta de queso y hemos hecho algunos ligeros cambios en la receta base de Dorie. Hemos espesado la corteza de galletas Graham en la parte inferior y no dejamos que suba por los lados. También cubrimos la tarta con una cobertura de crema agria cremosa y la servimos con una salsa de frambuesa brillante y ácida.

En esta receta hay que envolver muy bien la tarta de queso en papel de aluminio y luego hornearla al baño María, lo que significa simplemente colocar la tarta de queso envuelta en una bandeja de asar u otra fuente grande y añadir unos centímetros de agua humeante en la bandeja exterior.

¡Gran consejo! En lugar de envolver el molde con capas de papel de aluminio, que a veces se rompen y provocan fugas, prueba este consejo de la lectora de Simply Recipes Quantina: compra un molde de aluminio desechable barato y moldéalo alrededor de la tarta de queso.

Las grietas que aparecen tan pronto como la tarta de queso está hecha son una señal de que la tarta de queso está demasiado cocida o de que te has saltado el baño de agua. Las grietas que aparecen después del enfriamiento son una señal de que la tarta de queso se ha enfriado demasiado rápido.