Población de alemania

España está formada por 17 comunidades autónomas que se establecieron como una disposición de la Constitución de España aprobada en 1978. Las comunidades autónomas tienen una autonomía limitada y, por tanto, impiden que España se defina como una federación, sino como un Estado unitario descentralizado. Estas comunidades autónomas se rigen individualmente por sus respectivas leyes que se conocen como Estatutos de Autonomía. Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid son las comunidades autónomas más pobladas de España.
Andalucía es la comunidad autónoma más grande de España en cuanto a población y alberga a unos 8,4 millones de residentes, lo que se traduce en un 17,84% de la población total de España. La comunidad autónoma ocupa una superficie de 33.694 kilómetros cuadrados, la segunda más grande de España, y una densidad de población de 250 personas por kilómetro cuadrado. La comunidad autónoma es una de las más urbanizadas de España, con la mitad de su población residiendo en sus 28 ciudades principales. Andalucía fue reconocida oficialmente como comunidad autónoma el 30 de diciembre de 1981, y su estatus fue revisado en dos ocasiones (en 2002 y 2007). La ciudad más grande de Andalucía, Sevilla, es la capital administrativa de la comunidad autónoma, mientras que el español está reconocido como el idioma oficial de Andalucía. La economía andaluza se basaba tradicionalmente en su sector agrícola, pero en los últimos años el sector de los servicios en la comunidad autónoma ha crecido hasta convertirse en su sector económico más importante, representando la mayor parte del PIB andaluz. La economía, que creció un 3,72% entre 2000 y 2006, es una de las que más crece de todas las comunidades autónomas de España. El PIB per cápita de Andalucía es de 16.960 euros.

Significado de comunidad autónoma

España está formada por 17 comunidades autónomas que se establecieron como una disposición de la Constitución de España aprobada en 1978. Las comunidades autónomas tienen una autonomía limitada y, por tanto, impiden que España se defina como una federación, sino como un Estado unitario descentralizado. Estas comunidades autónomas se rigen individualmente por sus respectivas leyes que se conocen como Estatutos de Autonomía. Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid son las comunidades autónomas más pobladas de España.
Andalucía es la comunidad autónoma más grande de España en cuanto a población y alberga a unos 8,4 millones de residentes, lo que se traduce en un 17,84% de la población total de España. La comunidad autónoma ocupa una superficie de 33.694 kilómetros cuadrados, la segunda más grande de España, y una densidad de población de 250 personas por kilómetro cuadrado. La comunidad autónoma es una de las más urbanizadas de España, con la mitad de su población residiendo en sus 28 ciudades principales. Andalucía fue reconocida oficialmente como comunidad autónoma el 30 de diciembre de 1981, y su estatus fue revisado en dos ocasiones (en 2002 y 2007). La ciudad más grande de Andalucía, Sevilla, es la capital administrativa de la comunidad autónoma, mientras que el español está reconocido como el idioma oficial de Andalucía. La economía andaluza se basaba tradicionalmente en su sector agrícola, pero en los últimos años el sector de los servicios en la comunidad autónoma ha crecido hasta convertirse en su sector económico más importante, representando la mayor parte del PIB andaluz. La economía, que creció un 3,72% entre 2000 y 2006, es una de las que más crece de todas las comunidades autónomas de España. El PIB per cápita de Andalucía es de 16.960 euros.

Población de españa

Esta lista de zonas autónomas ordenadas por países ofrece una visión general de las zonas autónomas del mundo. Una zona autónoma se define como un área de un país que tiene un grado de autonomía, o está libre de una autoridad externa. Es típico que esté geográficamente alejada del país o que esté poblada por una minoría nacional. Los países que incluyen áreas autónomas suelen ser federaciones[1]. Las áreas autónomas se diferencian de las unidades federales y de los estados independientes en el sentido de que, en relación con la mayoría de los demás territorios subnacionales del mismo país, gozan de un estatus especial que incluye algunos poderes legislativos, dentro del estado (para una lista detallada de unidades federadas, véase Estado federado)[2].
Esta lista incluye áreas que son reconocidas internacionalmente, así como algunas que generalmente no son reconocidas.A, B La definición de área autónoma varía de un país a otro, por lo que se incluye el término nativo tal y como lo define el gobierno del país respectivo, y la traducción al inglés del término.

Comentarios

Resultados del Cuadro de Indicadores de Innovación RegionalÚltimos resultados del Cuadro de Indicadores de Innovación Regional: Según el Cuadro de Indicadores de Innovación Regional 2019 (RIS 2020), Madrid se sitúa como “Innovador Moderado”, y el rendimiento de la innovación ha aumentado ligeramente en el tiempo (4,1%). El Índice de Innovación Regional (IRI) en 2019 fue de 0,360 (puntuación normalizada), 112,7 respecto a España y 74,0 respecto a la UE. La variación del IIR entre 2011 y 2019 fue de 4,1 (puntuación normalizada). La RIS 2019 también ofrece un análisis del desempeño regional en cada indicador de innovación, lo que permite identificar las fortalezas y debilidades relativas de la región en comparación con España y la UE. Así, la región presenta sus mejores resultados en los siguientes indicadores:
PolíticaPerfil de tendencias políticas: La Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) de la Comunidad de Madrid (CM) pretende aprovechar los recursos de conocimiento disponibles en la región para ponerlos al servicio de su tejido productivo, aumentando el número de empresas innovadoras. Asimismo, la estrategia económica pretende consolidar el presupuesto para poder estimular el desarrollo y el empleo en Madrid. En este contexto, el impulso de la I+D+i es la clave para dotar a los agentes económicos de los elementos esenciales para lograr el crecimiento y el empleo y convertir a Madrid en el principal motor de la economía nacional. En resumen, la Estrategia define un modelo que promueve la cooperación entre los distintos agentes de la I+D+i -empresas, clusters, instituciones de investigación públicas y privadas, universidades y la red IMDEAs- para impulsar una investigación de calidad, cuyos resultados se transfieran de forma efectiva al tejido productivo. Como consecuencia, mejorará la productividad del tejido empresarial, generando una economía competitiva que asegure el crecimiento del empleo y mejore la calidad de vida de la ciudadanía. Los objetivos estratégicos se resumen de la siguiente manera: