hierbas para bajar el colesterol rápidamente

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

recetas de dietas bajas en colesterol

El cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar correctamente. Pero si tiene demasiado en la sangre, puede adherirse a las paredes de las arterias y estrecharlas o incluso bloquearlas. Esto hace que corra el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria y otras enfermedades del corazón.

El colesterol viaja por la sangre en unas proteínas llamadas lipoproteínas. Un tipo, el LDL, se denomina a veces colesterol «malo». Un nivel elevado de LDL provoca una acumulación de colesterol en las arterias. Otro tipo, el HDL, se denomina a veces colesterol «bueno». Transporta el colesterol de otras partes del cuerpo hasta el hígado. A continuación, el hígado elimina el colesterol del cuerpo.

Elija grasas más saludables: debe limitar tanto las grasas totales como las saturadas. No más del 25 al 35% de las calorías diarias deben proceder de las grasas alimentarias, y menos del 7% de las calorías diarias deben proceder de las grasas saturadas. Dependiendo de la cantidad de calorías que consuma al día, éstas son las cantidades máximas de grasas que debe consumir:

La grasa saturada es una grasa mala porque aumenta el nivel de LDL (colesterol malo) más que cualquier otra cosa de la dieta. Se encuentra en algunas carnes, productos lácteos, chocolate, productos de panadería y alimentos fritos y procesados.

cuáles son los peores alimentos para el colesterol alto

Una alimentación sana puede suponer una gran diferencia en los niveles de colesterol y en la salud del corazón, tanto si el colesterol ha aumentado con los años como si se trata de una enfermedad genética. También mejorará su salud de otras maneras, ayudándole a reducir la presión arterial, a prevenir la diabetes y a mantener un peso saludable.

Las verduras, las legumbres (como los guisantes, las alubias y las lentejas), las frutas, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales están llenos de nutrientes y son buenos para el colesterol y el corazón.  Toma al menos cinco raciones de fruta y verdura al día (aproximadamente un puñado de cada una) para mantenerte sano y ayudarte a comer menos alimentos con alto contenido calórico. Tanto las frescas como las congeladas, las enlatadas y las secas cuentan.

Estos alimentos tienen un alto contenido en proteínas y nutrientes, pero son bajos en grasas saturadas.  Si comes carne roja, asegúrate de que sea magra y vigila la cantidad. Come menos carne y más alimentos vegetales cambiando algunas comidas a base de carne por opciones vegetarianas.

Elige opciones integrales como el pan y el chapatti integrales, el arroz integral, la pasta integral o los cereales de desayuno integrales. Contienen muchos nutrientes, así como fibra, que ayuda a la digestión y hace que te sientas lleno para no picar. Elígelos en lugar del arroz blanco, el pan blanco y la pasta blanca.

cuál es la mejor bebida para reducir el colesterol

El colesterol es una sustancia similar a la cera producida por el hígado que ayuda a construir las membranas celulares y a producir hormonas. Nuestro cuerpo produce suficiente colesterol para satisfacer nuestras necesidades, por lo que no necesitamos consumir colesterol adicional a través de la dieta.

El nivel ideal de colesterol en la sangre es inferior a 150 miligramos por decilitro (mg/dL), según los resultados del Estudio del Corazón de Framingham y otras investigaciones. Con ese nivel, las enfermedades cardíacas son muy poco probables. Por desgracia, casi 107 millones de estadounidenses tienen niveles de colesterol superiores a 200 mg/dL, lo que se acerca peligrosamente a 225 mg/dL, el nivel medio de colesterol de las víctimas de la enfermedad coronaria.

A menudo, las personas pueden reducir sus niveles de colesterol de forma drástica cambiando los alimentos que consumen. Las dietas con alto contenido en grasas saturadas, grasas trans y colesterol -que se encuentran en la carne, los productos lácteos y los huevos- elevan los niveles de colesterol, lo que aumenta el riesgo de infarto. Los alimentos ricos en grasas saturadas son especialmente peligrosos porque pueden hacer que el organismo produzca más colesterol.