Dificultad para respirar pero los pulmones están limpios

Su médico de cabecera le evaluará por teléfono y podrá visitarle en su casa o ingresarle en el hospital. Si su dificultad para respirar es leve o es consecuencia de la ansiedad, es posible que le pida que acuda a la consulta en lugar de visitarle en casa.
Si tienes problemas para respirar desde hace tiempo, no los ignores. Acuda a su médico de cabecera, ya que es probable que padezca una enfermedad de larga duración, como la obesidad, el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que debe ser tratada adecuadamente.
La disnea repentina puede ser un ataque de asma. Esto significa que las vías respiratorias se han estrechado y que producirás más flema (mucosidad pegajosa), lo que hace que tengas sibilancias y tos. Sentirás que te falta el aire porque te resulta difícil moverlo dentro y fuera de las vías respiratorias.
En este caso, la falta de aire puede ser la única señal de advertencia de que está sufriendo un infarto. Si usted o su médico de cabecera creen que es así, le darán una aspirina y le ingresarán inmediatamente en el hospital.
La insuficiencia cardíaca también puede provocar dificultades respiratorias. Esta afección, que pone en peligro la vida, significa que el corazón tiene problemas para bombear suficiente sangre por el cuerpo, normalmente porque el músculo cardíaco se ha vuelto demasiado débil o rígido para funcionar correctamente. La insuficiencia cardíaca es la causa de la acumulación de líquido en los pulmones, lo que dificulta la respiración.

¿por qué me cuesta respirar cuando me acuesto?

¿Se despierta de repente en mitad de la noche y siente que le falta el aire? La dificultad para respirar tiene diferentes causas médicas, pero la sorprendente verdad es que su entorno puede estar jugando un papel, especialmente si tiene asma que se desencadena por los alérgenos comunes en su casa. Si tiene dificultades para respirar cuando está acostado, debe acudir a su médico. Tenga en cuenta que este artículo sólo se refiere a los síntomas recurrentes*, y que si tiene una dificultad respiratoria que aparece repentinamente o que interfiere gravemente con su respiración, debería considerar seriamente la posibilidad de acudir a urgencias o llamar al 911.
La dificultad para respirar puede deberse a diversos motivos, como una enfermedad cardíaca si el corazón no puede bombear suficiente sangre para suministrar oxígeno al cuerpo. Otras causas pueden ser problemas en los pulmones, en las vías respiratorias que conducen a los pulmones y en el corazón, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. (NLM). El término médico oficial para referirse a la sensación de respiración difícil o incómoda es disnea.

Puedo respirar pero siento que no puedo

No es raro quedarse sin aliento cuando se hace ejercicio, especialmente si se acaba de empezar a correr, se vuelve de un descanso o se apura el ritmo. Si te ocurre esto, puede que te preguntes: ¿Cómo puedo aumentar mi velocidad sin quedarme sin aliento? En primer lugar, hablemos de la razón por la que puedes quedarte sin aliento. La falta de aire es un signo de estrés físico. Experimentar falta de aliento mientras se corre es un síntoma común y normalmente benigno, pero ciertamente hay algunas causas muy serias para la falta de aliento, como alergias, calor y humedad, enfermedades cardíacas, problemas respiratorios y otros problemas de salud más serios. Para descartarlas, deberías ser examinado por tu médico para asegurarte de que no tienes problemas de salud antes de embarcarte en una carrera o de aumentar tu entrenamiento habitual.
La mayoría de las veces, la falta de aliento es el resultado de la intensidad asociada al esfuerzo de correr. En pocas palabras, tu cuerpo se esfuerza por satisfacer las mayores exigencias de la carrera. La razón principal por la que esto ocurre es la acumulación de dióxido de carbono en el cuerpo. A medida que los niveles de dióxido de carbono se acumulan en el cuerpo por el ejercicio, nos hace respirar más rápidamente a través de nuestro sistema respiratorio. Esto permite que se consuma más oxígeno. A medida que se consume más oxígeno, los niveles de dióxido de carbono disminuyen, y cuando el cuerpo alcanza un nivel normal de dióxido de carbono, la frecuencia respiratoria vuelve a ser normal.

Problemas respiratorios por la noche

Disnea es un término utilizado para describir la falta de aire. Puede experimentar dificultad para respirar debido a una serie de cosas, desde una rutina de ejercicio intenso hasta un cambio repentino de temperatura, o al viajar por un cambio de altitud.
Su médico puede ayudar a determinar la causa de su falta de aire realizando un examen y revisando su historial médico. Su médico querrá saber cuándo y con qué frecuencia experimenta la falta de aire, y si está realizando una actividad específica cuando se produce.
Las mejoras en el diagnóstico y el tratamiento están ayudando a las personas a hacer frente a la falta de aire, pero como la disnea puede ser causada por una variedad de cosas, es importante ser evaluado por un médico para determinar la causa exacta y obtener el tratamiento adecuado.
En Edward-Elmhurst Health, ofrecemos un cribado pulmonar por TAC de baja dosis para los pacientes de riesgo. Este cribado pulmonar, diseñado para ayudar a la detección precoz, puede salvar la vida de personas con alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. En el caso de un hallazgo sospechoso, su escáner será revisado por nuestro equipo de expertos en cáncer de pulmón dentro de nuestra Clínica Multidisciplinar de Oncología Torácica. Este proceso proporciona múltiples opiniones de expertos en un solo lugar para personalizar su atención.