Superalimentos para embarazadas

Siempre es importante seguir una dieta equilibrada, y lo es aún más durante el embarazo porque lo que comes es la principal fuente de nutrientes para tu bebé. Sin embargo, muchas mujeres no consumen suficiente hierro, folato, calcio, vitamina D o proteínas. Por eso, cuando estás embarazada, es importante que aumentes las cantidades de alimentos que consumes con estos nutrientes.
La mayoría de las mujeres pueden satisfacer sus mayores necesidades con una dieta saludable que incluya muchas frutas, verduras, cereales integrales y proteínas. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), debe intentar comer una variedad de alimentos de estos grupos básicos. Si lo haces, es probable que obtengas todos los nutrientes que necesitas para un embarazo saludable.
Ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio para contribuir a la formación de los huesos y dientes de tu bebé. Las fuentes son la exposición a la luz solar, la leche enriquecida y el pescado graso, como el salmón. Durante el embarazo necesitas 600 unidades internacionales (UI) diarias.
Ayuda a formar glóbulos rojos y a que tu cuerpo utilice las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono. Puedes encontrar vitamina B6 en la carne de vacuno, el hígado, el cerdo, los cereales integrales y los plátanos. Durante el embarazo necesitas 1,9 mg diarios.

Tabla de dietas para embarazadas pdf

La nutrición consiste en llevar una dieta sana y equilibrada para que tu cuerpo reciba los nutrientes que necesita. Los nutrientes son sustancias presentes en los alimentos que nuestro cuerpo necesita para funcionar y crecer. Incluyen hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua.
Cuando estás embarazada, la nutrición es más importante que nunca. Necesitas más cantidad de muchos nutrientes importantes que antes del embarazo. Elegir alimentos saludables cada día te ayudará a dar a tu bebé lo que necesita para desarrollarse. También te ayudará a asegurarte de que tú y tu bebé ganáis la cantidad adecuada de peso.
Ten en cuenta que tomar un suplemento en exceso puede ser perjudicial. Por ejemplo, niveles muy altos de vitamina A pueden causar defectos de nacimiento. Toma sólo los suplementos de vitaminas y minerales que te recomiende tu médico.
La hidratación es otra preocupación nutricional especial durante el embarazo. Cuando estás embarazada, tu cuerpo necesita aún más agua para mantenerse hidratado y mantener la vida dentro de ti. Por eso es importante que bebas suficientes líquidos cada día.

Las mejores verduras para comer durante el embarazo

Comer bien y realizar una actividad física moderada durante el embarazo es importante para ti y para tu bebé. Las necesidades nutricionales son mayores cuando se está embarazada. Satisfacer estas necesidades ayuda a proteger su salud a largo plazo y la de su bebé.
Hay pruebas de que el consumo de cafeína puede afectar al crecimiento del bebé durante el embarazo. La cafeína se encuentra de forma natural en el té, el café y el chocolate, y está presente en muchas bebidas de cola. Limite el consumo de bebidas con cafeína durante el embarazo. No tomes más de seis tazas de té o café instantáneo (o tres cafés tipo espresso “individuales” o un café tipo espresso “doble”) al día.
Limite los refrescos, las aguas aromatizadas, las bebidas de frutas, los cordiales y las bebidas dietéticas porque tienen pocos nutrientes y pueden tener un alto contenido de azúcar. No se recomiendan las bebidas energéticas ni los chupitos porque pueden contener altos niveles de cafeína y otros ingredientes no recomendados para las mujeres embarazadas.
Muchas comidas rápidas, comidas para llevar y aperitivos procesados tienen un alto contenido en grasa, sal y/o azúcar. Se trata de alimentos como el pescado y las patatas fritas, el pollo frito, las hamburguesas, las tartas, las barritas de chocolate, las barritas de muesli, las patatas fritas, los caramelos, los cueros de fruta, los refrescos y las bebidas gaseosas. Limite el consumo de estos alimentos y bebidas. Considera la posibilidad de comer alimentos como el pollo frito, las hamburguesas y las tartas sólo si están recién hechos, bien cocinados y se sirven bien calientes (consulta la sección Seguridad alimentaria en el embarazo).

Tabla de dietas para embarazadas mes a mes

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.