Versos de buenos dias

Salmo 118

Soy una persona madrugadora.    Hago la mayor parte de mi lista de «cosas por hacer» antes del mediodía, o de lo contrario no se hace ese día.    Para mí, mi día comienza con mis devociones matutinas.    Suelo leer el libro de Oswald Chamber «My Utmost for His Highest» antes de leer un pasaje de las Escrituras en mi Biblia.    A continuación, me gusta escribir un diario y dedicar un tiempo a la oración.    Se ha convertido en un hábito, y si me pierdo ese tiempo de silencio por alguna razón, siento que no estoy tan preparada para el día como me gustaría.
Isaías 50:4 «El Señor soberano me ha dado una lengua bien instruida, para conocer la palabra que sostiene al cansado.    Él me despierta mañana a mañana, despierta mi oído para escuchar como quien es instruido. »
Filipenses 4:6-7 «No se inquieten por nada, sino que en toda situación, con oración y petición, con acción de gracias, presenten sus peticiones a Dios.    Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.»
Isaías 43:2 «Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y cuando pases por los ríos, no te arrastrarán.    Cuando pases por el fuego, no te quemarás; las llamas no te harán arder».

Juan 16

Dicen que debemos beber un vaso de agua a primera hora de la mañana, porque la primera sustancia que entra en el cuerpo después de dormir tiene su propia importancia. Lo mismo ocurre con los pensamientos: levantarse temprano nos da tiempo para encontrarnos a nosotros mismos y ser eficientes, y los primeros pensamientos del día definen nuestro estado de ánimo para las horas siguientes.
Incluso en los días malos, estar agradecidos por nuestra vida es importante para lograr una mentalidad positiva. Dicho esto, compartir estos versículos bíblicos nos aportará esa gratitud mañanera que necesitamos para inspirarnos al comienzo del día.
No os preocupéis por nada, sino que en toda situación, con oración y ruego, presentad a Dios vuestras peticiones con acción de gracias.    Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

Verso bíblico de cada mañana

La Biblia nos enseña que debemos dar gracias al Señor cada día y cada momento porque él es la fuente de todas nuestras necesidades que nos ayudan a sobrevivir. Él es el creador de esta maravillosa creación y por su gracia estamos viviendo en este planeta.
Aparte de esto, también debemos rezar por las Almas perdidas para que la gente de Dios pueda alcanzarlas y traerlas de vuelta a su Reino. La mañana es el comienzo del día por lo que debemos someternos en sus manos para que ganemos todo el día.
Explicación:- Tenemos que dar gracias a Dios mientras nos despertamos de nuestro sueño porque nos ha dado otro nuevo y hermoso día. Debemos caminar junto a él a lo largo del día para que podamos entender lo bueno que es. No sabemos lo que nos depara el día, pero si entregamos nuestras vidas a él, lo hará impresionante.
Explicación:- El rey David alaba a Dios por su grandeza al proporcionarle nuevos días. Nosotros también deberíamos orar al Señor porque nos da nuevas mañanas cada día. Nuestro día será bendecido sólo si lo comenzamos con él.

Versos bíblicos de buenos días imágenes

El Señor Dios me ha dado la lengua de los instruidos, para que sepa sostener con una palabra al que está cansado. Mañana a mañana despierta; despierta mi oído para oír como los que son enseñados.
Así pues, dejad de lado toda malicia, todo engaño, toda hipocresía, toda envidia y toda calumnia. Como niños recién nacidos, anhelad la leche espiritual pura, para que por ella crezcáis hasta la salvación, si es que habéis probado que el Señor es bueno. Al acercaros a él, piedra viva desechada por los hombres, pero a los ojos de Dios elegida y preciosa, vosotros mismos, como piedras vivas, estáis siendo edificados como casa espiritual, para ser un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. …
No os preocupéis por nada, sino que en todo, mediante la oración y la súplica con acción de gracias, presentad vuestras peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.
En el principio, Dios creó los cielos y la tierra. La tierra no tenía forma y estaba vacía, y las tinieblas cubrían la faz del abismo. Y el Espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: «Hágase la luz», y se hizo la luz. Y Dios vio que la luz era buena. Y Dios separó la luz de las tinieblas. Dios llamó a la luz Día, y a las tinieblas las llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana, el primer día. …