Wikipedia

Nacido en Figueres, Cataluña, España, Dalí recibió su educación formal en bellas artes en Madrid. Influido desde joven por el impresionismo y los maestros del Renacimiento, se sintió cada vez más atraído por el cubismo y los movimientos de vanguardia[3] Se acercó al surrealismo a finales de la década de 1920 y se unió al grupo surrealista en 1929, convirtiéndose pronto en uno de sus principales exponentes. Su obra más conocida, La persistencia de la memoria, fue terminada en agosto de 1931, y es uno de los cuadros surrealistas más famosos. Dalí vivió en Francia durante la Guerra Civil española (1936-1939) antes de marcharse a Estados Unidos en 1940, donde alcanzó el éxito comercial. Regresó a España en 1948, donde anunció su regreso a la fe católica y desarrolló su estilo de «misticismo nuclear», basado en su interés por el clasicismo, el misticismo y los recientes avances científicos[4].

La idea de su hermano muerto persiguió a Dalí durante toda su vida, mitificándolo en sus escritos y en su arte. Dalí dijo de él: «[nos] parecíamos como dos gotas de agua, pero teníamos reflejos diferentes»[20] Él «era probablemente la primera versión de mí mismo, pero concebida demasiado en el absoluto»[20] Las imágenes de su hermano reaparecerían en sus obras posteriores, como Retrato de mi hermano muerto (1963)[21].

La persistencia de la memoriapintura de salvador dalí

Dalí fue un hábil dibujante, conocido sobre todo por las impactantes y extrañas imágenes de su obra surrealista. Sus habilidades pictóricas se atribuyen a menudo a la influencia de los maestros del Renacimiento. Su obra más conocida, La persistencia de la memoria, fue terminada en agosto de 1931. El amplio repertorio artístico de Dalí incluyó el cine, la escultura y la fotografía, en colaboración con una serie de artistas en diversos medios.

Dalí atribuyó su «amor por todo lo que es dorado y excesivo, mi pasión por el lujo y mi amor por la ropa oriental» a un «linaje árabe», afirmando que sus antepasados descendían de los moros.

Dalí era muy imaginativo, y también disfrutaba con comportamientos inusuales y grandiosos. Sus modales excéntricos y sus acciones públicas, que llamaban la atención, a veces atraían más la atención que sus obras de arte, para consternación de quienes tenían su obra en alta estima y para irritación de sus críticos.

Cuando tenía cinco años, Dalí fue llevado a la tumba de su hermano y sus padres le dijeron que él era la reencarnación de su hermano, un concepto que llegó a creer. De su hermano, Dalí dijo: «[nos] parecíamos como dos gotas de agua, pero teníamos reflejos diferentes». Él «era probablemente una primera versión de mí mismo, pero concebida demasiado en lo absoluto». Las imágenes de su hermano, muerto hace tiempo, reaparecerían incrustadas en sus obras posteriores, como Retrato de mi hermano muerto (1963).

Pablo picasso

El catalán Salvador Dalí fue realmente el «Enfant Terrible» del arte del siglo XX. Excéntrico y a menudo escandaloso, era una fuerza de la naturaleza que no se detenía ante nada para provocar la conmoción de su público. Aquí encontrará sus cuadros más famosos.

Reconocible al instante con su bigote de inspiración velazqueña y su capa, Dalí se convirtió en una caricatura de sí mismo en los últimos tiempos, un papel que disfrutaba y fomentaba. Polimago del arte, que destaca en muchos campos de expresión, Dalí encontró inspiración y medios creativos en todas partes. Pero, sin duda, su genio fue más evidente a través de sus pinturas surrealistas. De hecho, aunque fue rechazado por los surrealistas de la época, hoy en día sigue siendo el ejemplo del movimiento. Fue increíblemente productivo durante toda su vida, casi hasta el final, dejándonos un vasto tesoro de técnica exquisita e imágenes sugerentes que inspiran a los aficionados de todo el mundo décadas después de su muerte. El talento artístico de Dalí fue reconocido a una edad temprana. Animado y quizás demasiado mimado por su madre, Dalí realizó su primera exposición privada a los 13 años y la primera pública un año después.

Joan miró

Salvador Dalí pintó más de 1.500 cuadros a lo largo de su carrera,[1] también realizó ilustraciones para libros, litografías, diseños para decorados y vestuarios de teatro, un gran número de dibujos, decenas de esculturas y otros proyectos diversos, entre ellos un cortometraje de animación para Disney.

Bajo el estímulo del poeta Federico García Lorca, Dalí intentó una aproximación a la carrera literaria a través de la «novela pura». En su única producción literaria, Dalí describe, en términos vívidamente visuales, las intrigas y aventuras amorosas de un grupo de deslumbrantes y excéntricos aristócratas que, con su lujoso y extravagante estilo de vida, simbolizan la decadencia de los años treinta.