Documental “el laberinto de octavio paz”.

La poeta Ida Vitale (Uruguay, 1923) ha sido la ganadora del Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras españolas, entregado un año más en el Día del Libro. Un año más, el galardón cruza el océano y va a parar a manos de una autora con una larguísima trayectoria. Recojo 6 de sus poemas más destacados.
Ha recibido otros premios como el Octavio Paz, el Alfonso Reyes, el Reina Sofía o el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca. El Cervantes es sin duda el broche de oro a tantos años y trayectoria. Actualmente reside en Estados Unidos.

Vida y obra de ida vitale se exhibe en uruguay como una

El que se considera el “Premio Nobel” de la literatura española está dotado con 125.000 euros. Inscrita en la tradición de las vanguardias latinoamericanas, Vitale, cuya obra se caracteriza por los poemas cortos, la búsqueda del sentido de las palabras y el carácter metaliterario, es una representación de la poesía esencialista. El premio valora “su uso del lenguaje, uno de los más reconocidos en español”. Se rompió una regla no escrita. Desde 1996, el Premio Cervantes solía alternar entre premiados españoles y latinoamericanos. Pero el año pasado recibió el premio el nicaragüense Sergio Ramírez -que este año forma parte del jurado- y ahora este año es para Vitale. Lo recibirá en abril en Alcalá de Henares (Madrid). Y, según Carme Riera, representante de la Real Academia Española (RAE) en el jurado, espera que pueda acudir al evento en su mejor forma a pesar de sus 95 años. No se refería al incierto estado de salud de Ida Vitale, sino a que las pocas mujeres que han sido premiadas hasta ahora -sólo cinco, incluida la poeta uruguaya- apenas podían subir las complicadas escaleras de la catedral. Ni María Zambrano ni Dulce María Loynaz pudieron hacerlo, por citar dos ejemplos.

Premio cervantes 2017 – sergio ramírez

Ida Vitale fue elegida para recibir el Premio Cervantes 2018 por “su fuerza poética en el ámbito de la lengua española; y por tener una trayectoria poética, intelectual y crítica; y por ser una traductora de primer orden”.
Su ambiente familiar era el de una familia culta y cosmopolita. Todos los días llegaban a su casa cuatro periódicos que contenían sus respectivas páginas culturales. En estos periódicos uruguayos era normal que se incluyeran poemas.
En 1974, cuando comenzó la dictadura militar en Uruguay, se exilió con su marido en México. En ese país, el escritor Octavio Paz la introdujo en el comité asesor de la revista “Vuelta”.
Entre las revistas que publicaron sus artículos, podemos mencionar: “Clinamen”; “Grab”; “Maldoror”; “Crisis” de Buenos Aires; “Eco” de Bogotá; “Vuelta” y “Uno más uno” de México; “El pez y la serpiente” de Nicaragua.
En 1989 se instaló en Austin (Texas) con su segundo marido, el también poeta Enrique Fierro. Vivieron en Texas durante 28 años, hasta que Enrique Fierro falleció. En 2016, decidió regresar a Montevideo, donde reside actualmente.

Katherine hedeen lee los poemas de ida vitale

¿Es tan malo vegetar? ¿Habría que echar raíces, con toda la permanencia que eso implica? Tal vez baste con una pizca de arena, pero entonces sería un cactus que se abre paso. Es innegable que sería mejor encontrar una buena tierra negra para la experiencia, porque no cualquier suelo estaría abierto a la aventura que está a punto de comenzar. ¿Contarían unas pocas plantitas? Pero por muy dispuestos que estén, no van a surgir en ningún sitio si no tienen un poco de raíz. Y para eso necesitas quietud. ¿Hundimiento y quietud?