Cataluña francesa

Barcelona es un importante centro cultural, económico y financiero en el suroeste de Europa,[8] así como el principal centro de biotecnología en España.[9] Como ciudad líder mundial, la influencia de Barcelona en los asuntos socioeconómicos globales la califica para el estatus de ciudad global (Beta +).[10]
Barcelona es un centro de transportes, con el Puerto de Barcelona como uno de los principales puertos marítimos de Europa y el de mayor tráfico de pasajeros,[11] un aeropuerto internacional, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, por el que transitan más de 50 millones de pasajeros al año,[12] una extensa red de autopistas y una línea ferroviaria de alta velocidad con enlace a Francia y al resto de Europa[13].
Algunas fuentes antiguas sugieren que la ciudad podría llevar el nombre del general cartaginés Hamilcar Barca, que se supone que fundó la ciudad en el siglo III a.C.,[22] pero no hay pruebas de que Barcelona haya sido nunca un asentamiento cartaginés, ni de que su nombre en la antigüedad, Barcino, tuviera relación alguna con la familia Barcid de Hamilcar[23].
Tanto a nivel internacional como nacional, el nombre de Barcelona se abrevia coloquialmente como “Barça” en referencia al club de fútbol FC Barcelona, cuyo himno es el “Cant del Barça”. Una forma abreviada común utilizada por los barceloneses para referirse a la ciudad es Barna.

El pueblo catalán

El 28 de abril de 1931, el Consejo de Ministros español aprobó un decreto por el que se establecía la composición provisional de la Generalitat: el Gobierno o Consejo, integrado por el Presidente y los ministros, y la Diputación Provisional de la Generalitat. La Diputación Provisional, formada por representantes de los municipios catalanes, y el Gobierno nombraron una comisión encargada de la redacción del proyecto de estatuto de autonomía. Estaba presidida por Jaume Carner e integrada por Antoni Xirau, de Izquierda Republicana de Cataluña; Rafael Campalans, de Unión Socialista de Cataluña; Martí Esteve, de Acción Catalana, y Pere Coromines, independiente.
En el referéndum sobre el proyecto de Estatuto, celebrado el 2 de agosto de 1931, participó alrededor del 75% del electorado, y obtuvo el 99% de los votos a favor. Además, contó con el apoyo de más de 400.000 firmas de mujeres catalanas (entonces sin derecho a voto). Así, el primer proyecto de estatuto de autonomía concedido a una región española fue aprobado de forma abrumadoramente popular. Tras el fallido golpe de Estado del general Sanjurjo, las Cortes Generales españolas aprobaron el Estatuto de Cataluña el 9 de septiembre de 1932.

Estatuto de autonomía de cataluña de 2006

El 28 de abril de 1931, el Consejo de Ministros español aprobó un decreto por el que se establecía la composición provisional de la Generalitat: el Gobierno o Consejo, integrado por el Presidente y los ministros, y la Diputación Provisional de la Generalitat. La Diputación Provisional, formada por representantes de los municipios catalanes, y el Gobierno nombraron una comisión encargada de la redacción del proyecto de estatuto de autonomía. Estaba presidida por Jaume Carner e integrada por Antoni Xirau, de Izquierda Republicana de Cataluña; Rafael Campalans, de Unión Socialista de Cataluña; Martí Esteve, de Acción Catalana, y Pere Coromines, independiente.
En el referéndum sobre el proyecto de Estatuto, celebrado el 2 de agosto de 1931, participó alrededor del 75% del electorado, y obtuvo el 99% de los votos a favor. Además, contó con el apoyo de más de 400.000 firmas de mujeres catalanas (entonces sin derecho a voto). Así, el primer proyecto de estatuto de autonomía concedido a una región española fue aprobado de forma abrumadoramente popular. Tras el fallido golpe de Estado del general Sanjurjo, las Cortes Generales españolas aprobaron el Estatuto de Cataluña el 9 de septiembre de 1932.

Generalitat de catalunya

La libertad colectiva de Cataluña encuentra en las instituciones de la Generalitat el nexo de unión con una historia de afirmación y respeto de los derechos fundamentales y las libertades públicas de la persona y los pueblos; historia que Los hombres y mujeres de Cataluña quieren continuar para hacer posible la construcción de una sociedad democrática y avanzada, de bienestar y progreso, solidaria con el conjunto de España e incardinada en Europa.
El pueblo catalán sigue proclamando hoy como valores superiores de su vida colectiva la libertad, la justicia y la igualdad, y expresa su voluntad de avanzar en un camino de progreso que asegure una calidad de vida digna para todos los que viven y trabajan en Cataluña.
Cataluña es una comunidad de personas libres para personas libres donde todos pueden vivir y expresar identidades diversas, con un decidido compromiso comunitario basado en el respeto a la dignidad de todas y cada una de las personas.
El autogobierno de Cataluña se fundamenta en la Constitución, así como en los derechos históricos del pueblo catalán que, en el marco de ésta, dan lugar a este Estatuto al reconocimiento de una posición singular de la Generalitat. Cataluña quiere desarrollar su personalidad política en el marco de un Estado que reconoce y respeta la diversidad de identidades de los pueblos de España.